Ieeeee! Nomenem el Furbi Camps al diari El País. Diuen: En esta vorágine visual la figura de Camps igual se transforma en un cariñoso Furby -juguete que hizo furor hace unas temporadas- y objeto de promoción en teletienda que en un elegante modelo de pasarela a ritmo de Just a gigoló.
Ací teniu l’article senceret! La “campsmania” invade la Red